Euzophera pinguis (Haw) es un lepidóptero que causa la muerte a olivos jóvenes y disminuye la producción en plantaciones adultas. Se considera la tercera plaga en el olivar español.

MORFOLOGÍA y BIOLOGÍA

En su estado de larva, se sitúa dentro del tronco del olivo, a una profundidad de 4-5 mm, siendo casi imposible llegar a ella con tratamientos químicos.  Sólo es vulnerable cuando se conoce su ciclo biológico y se determina el momento de la puesta de huevos, la cual se lleva a cabo en el exterior de la galería.

Los huevos son ovalados, aplanados y reticulados. De color blanquecino que viran a tonos rosados y finalmente se oscurecen a medida que avanza la incubación. La hembra pone los huevos aislados o en pequeños grupos de 4-5 huevos en las cruces y grietas de las ramas.

La larva llega a alcanzar 25 mm de largo, de color verde pálido. Su cabeza y las placas torácica son negras. La pupa, de color marrón, se desarrolla dentro de una estructura de seda poco tupida. Tiene una longitud de unos 10-15 mm.

El adulto es una polilla de color crema, con una envergadura alar de 20 a 25 mm. Las alas anteriores presentan dos bandas pálidas en zigzag. Las posteriores son prácticamente blancas con un fino borde pardo.

DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO

Usaremos de 1 a 2 trampas por hectárea, colocadas a la altura del cultivo. Se pueden colocar sobre los árboles o en un soporte para tal fin. Las trampas deben colocarse en primavera.

CAPTURAS MASIVAS

Se capturan sobre todo los machos de esta especie, con el fin de reducir los apareamientos, por lo que las hembras no copuladas tendrán huevos inviables. De este modo se reduce la población de la plaga.

Para hacer capturas masivas se aumenta la cantidad de trampas por superficie, según situación y homogeneidad de las parcelas. Una trampa controla una superficie de 1.000 m2.

Esto se traduce en una densidad de 10 trampas por hectárea.

MATERIAL NECESARIO
Una trampa ECONEX POLILLERO (Código: TA001) o ECONEX POLILLERO Verde (Código: TA027).
El difusor ECONEX EUZOPHERA PINGUIS 2 MG 40 DÍAS (Código: VA207) se coloca en una pequeña jaula situada en el centro de la tapa de la trampa.


5,38 € (sin IVA)

5,98 € (sin IVA)

5,98 € (sin IVA)

ÉPOCA DE EMPLEO

Para conseguir un buen control de Euzophera pinguis, es aconsejable combinar los dos métodos, el de detección y seguimiento y el de capturas masivas.

En primavera se puede colocar una trampa por hectárea para la detección de la plaga y la observación del nivel de sus poblaciones. Mediante umbrales de tolerancia establecidos en cada zona, se define después el momento para adoptar medidas de control, en este caso capturas masivas.

El umbral de tolerancia para Euzophera pinguis es muy bajo y varía según la zona. De forma muy general se puede decir que está alrededor de 3 capturas por trampa y semana. Momento en el cual recomendamos el despliegue de las trampas por toda la parcela para la captura masiva.

SÍNTOMAS Y DAÑOS

Presencia de fisuras y abultamientos en la corteza, debidos a la existencia de galerías excavadas por la larva que impiden el flujo de savia.

La existencia de glomérulos exteriores de color marrón unidos por hilos de seda. Son debidos a la acumulación de deyecciones y serrín extraído por la larva, que se va acumulando en la entrada de la galería. Esto impide la entrada de la luz y de enemigos naturales de la larva Euzophera pinguis. Para su reconocimiento no hay más que levantar la corteza en los puntos que observemos la presencia de dichos cúmulos de material de desecho y seguir excavando a lo largo de la galería hasta la localización de la larva o pupa.

La pérdida de coloración de las hojas localizadas en las ramas atacadas por el insecto. Este síntoma es especialmente agudo en los extremos de las ramas más altas, aunque a medida que se va desarrollando el ataque se puede observar en el resto del árbol.

Fuerte defoliación en las ramas ya infestadas, que generalmente da lugar al secado de la rama y si se trata de árboles jóvenes puede provocar la muerte del olivo. La mortandad es muy alta en olivos jóvenes comprendidos entre los 4 a 10 años.

Euzophera pinguis dirige sus ataques principalmente hacia árboles vigorosos. Los primeros indicios visibles que presenta un árbol atacado no son aparatosos, y no se advierten desde el primer momento.

En general, la única referencia que tiene un agricultor antes de observar las primeras ramas secas es la visualización de las larvas en los cortes de las ramas que quedan al descubierto durante la poda, o en las heridas provocadas en el desvaretado.

Salvo en los meses de invierno, podemos encontrar esta plaga en cualquier época del año, en todos y cada uno de sus estadios: larva, mariposa, huevos y adultos a la vez; por lo que es muy difícil, establecer un plan de actuación contra ella. Además, se desarrolla en función de la temperatura ambiental, por lo que zonas olivareras de Córdoba y Málaga se encuentran actualmente pobladas todo el año de este lepidóptero, al haberse eliminado los enemigos naturales por el uso masivo e incontrolado de pesticidas.

RESULTADOS

Si los técnicos o agricultores utilizan las trampas y feromonas adecuadamente, como lo descrito anteriormente y sobre todo tempranamente cuando salen los adultos de la primera generación, la eficacia de este sistema de control es muy buena, como han demostrado datos sobre todo de fincas ecológicas, un muy bajo nivel de daños. Un control de más del 95% es bastante frecuente, sobre todo donde se cubren grandes extensiones de cultivo.

Un factor limitante de este sistema puede ser cuando existan muchas parcelas pequeñas distribuidas por muchos lugares y los vecinos tengan un alto nivel de infestación con esta plaga.

A pesar de unas reglas básicas importantes para un control eficaz de Euzophera pinguis, cada agricultor o técnico tiene que encontrar su propio sistema para conseguirlo y puede experimentar con este sistema, incluso establecer sus propios umbrales de tolerancia.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CANTIDAD DE TRAMPAS NECESARIAS

La población de la plaga, los cultivos limítrofes, el nivel de control que se pretenda, etc…

Un factor importante es el tamaño del cultivo. En cultivos pequeños e irregulares se requiere mayor número de trampas que en parcelas de mayor superficie y uniformes.

Otro factor importante es la distancia de unas parcelas con otras, que tengan la misma plaga. En estos casos hay que reforzar los lindes de las parcelas, por lo que puede ser necesario una densidad de hasta 20 trampas por hectárea, o más en el caso de capturas masivas.

EMBALAJE

Caja de cartón ondulado con 3.000 unidades (150 envases de 20 unidades)
Medidas de la caja: 0.40 x 0.60 x 0.35 m (ancho x largo x alto).
Peso de la caja: 9,8 kg.
Nº de cajas por palet: 20.
Medidas del palet: 0.80 x 1.20 x 1.90 m (ancho x largo x alto).
Peso del palet: 203 kg.

Información recomendada:

TRÍPTICO EUZOPHERA PINGUIS 2 MG 40 DÍAS

Tríptico en formato PDF que puede descargarse pulsando en la imagen.


RECURSOS WEB ECONEX

Sección de la web corporativa de ECONEX que le permite acceder a información en línea de las soluciones ECONEX para el biocontrol de otras plagas agrícolas y forestales especialmente relevantes.

Para acceder a los RECURSOS WEB ECONEX pulse en la imagen.